Saltar al contenido

¡Muchas gracias por confiar en mí para tu sesión de embarazo!

Un momento tan especial y delicado, merece tener un recuerdo bonito para toda la vida.
Te cuento un poquito cómo son mis sesiones de embarazo en estudio.

Primero de todo, no debes preocuparte si nunca has posado delante de una cámara. Ese es un miedo e inseguridad muy habitual en las mamis que vienen a hacerse su sesión, ¡y es que ninguna ha sido modelo antes!

Pero para eso estoy yo, para guiarte y posarte de forma que realce tu nueva figura y, sobretodo, que te sientas cómoda.

En la sesión de embarazo gratuita usaremos un único decorado. Puedes elegir entre nuestra ventana (es posible que la decoración varíe en función de la época del año), o fondo totalmente blanco, a contraluz, sin grandes vestuarios para realzar la silueta. Son fotos muy dulces, atemporales y donde tú vas a ser la máxima protagonista.

De cara al vestuario, en estudio me gusta que sea muy sencillo. En colores blanco, rosa palo, crema, beige… a veces jugamos un poco con el verde (oliva o menta), mostaza. También varía en función de la época del año.
Me gusta que traigas algún vestuario tuyo, para que te sientas identificada y que así no sean todas las sesiones de embarazo iguales. Puedes traer algo básico como son tejanos (¡ojo con los pantalones de embarazo! si tienes que hacer un doblado en la barriga, no quedan bien) y camiseta/camisa blanca (o negra). También son siempre bienvenidos pantalones de lino con camiseta blanca, cualquier tono beige, crema, blanco… Y vestidos lisos o con un estampado no muy llamativo, falda + sujetador o top… lo que sí es importante que traigas es ropa interior en color blanco (crema o blanco roto). Ya sea para hacer fotos sólo en ropa interior, o con mi vestido blanco de encaje o bata, que queda ideal.
En estas sesiones haremos un único vestuario, así que puedes traer lo que prefieras, o usar el vestuario del estudio.


Si vienes acompañada de tu pareja y/o hijos, lo ideal es que combinéis el vestuario. Esto no quiere decir necesariamente que vengáis iguales vestidos, sino que los tonos deben crear armonía para lograr una imagen bonita.

Te dejo algunos ejemplos:

Te enseño por aquí cómo queda el vestuario que tengo en el estudio.
Si quisieras usar el pan de oro (las fotos en las que sale la mami desnuda con los trocitos de oro), tiene un coste de 30€.

Verás que, en su mayoría, las fotos que hago son con los pies descalzos. Por ello te recomiendo que cuides las uñas de tus pies, ya que no edito uñas a medio pintar.
Si quieres usar calcetines en alguna fotografía, recuerda que deben ser lisos y que el tono concuerde con el resto del vestuario (tanto si estás tú sola, como si va a aparecer tu pareja y/o hijos en las fotos).

Si vas a contratar la sesión newborn conmigo, podemos hacer esta fotografía del reflejo con el antes y después. Me gusta mucho hacerla desnuda, pero si te apetece llevar ropa interior o algún vestuario, también podemos hacerlo. Lo importante es que tú te sientas cómoda 🙂

Si quieres, puedes traer algún detalle del bebé que te haga especial ilusión que salga en las fotografías; una ecografía, un chupete, un body…

Espero que esta guía te haya servido de ayuda. ¡Estoy muy emocionada con que me hayas elegido para este momento tan especial de vuestras vidas!