Fotógrafa de recién nacidos en Barcelona

¡Me encantan los bebés! Y si encima son tan dormilones como esta pequeña, ya se me cae la baba a litros.


Cuando un bebé es muy dormilón en su sesión newborn, podemos hacer cosas realmente maravillosas. Eso no quiere decir que si un bebé no está dispuesto a dormir y dejarse hacer no salgan fotos bonitas, pero está claro que cuando un bebé duerme mucho, salen un montón de fotos realmente preciosas.

Estos años trabajando como fotógrafa de recién nacidos he podido observar que los bebés nacidos durante los cambios de tiempo, suelen ser más guerreros. Pero esta pequeña princesa fue una de las pocas excepciones a esta regla.

Además, vino acompañada de su pequeña primita y salieron unas fotos tan tiernas… os invito a admirar su galería y disfrutéis de esta sesión tan bonita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *